Lo INMEDIATO es enemigo del contacto que tanto necesitamos…

El otro día vi un anuncio que decía algo así: lo veo, lo quiero, lo tengo. Así de simple, así de rápido! Y me dio que pensar. Recuerdo que lo primero que me vino fue… el mundo se va a la mierda.

Me vino a la cabeza una niña o un niño que no entienden de esperas, de verdad que no, que lo que quieren lo quieren ya y tiene que ser ya! Y, hoy por hoy, ni siquiera tenemos que lidiar mucho con la frustración infantil porque se puede! Si lo quieres estás a golpe de clic y mañana tienes a Amazon llamando a tu puerta. Da igual si no sabes si te vendrá bien, si te valdrá, si te cabrá… puedes ahorrarte todo ese tiempo de maduración,  todo el proceso que va desde que sientes un deseo hasta que al final lo consigues y la satisfacción que eso proporciona-ba. Y da igual, porque tienes todas las facilidades del mundo para devolverlo igual que para comprarlo. Y ojo! Sé de las ventajas que eso ofrece, de lo fácil que te hace la vida, lo cómodo que es… porque va muy en sintonía con la vida de trasiego que llevamos. Si no existiera Amazon y la compra online habría que inventarla. Pero a veces me pregunto, qué pasa con lo humano, con el sosiego y la calma que luego decimos que necesitamos y nos la tienen que dar en pastillas, qué pasa con la paciencia, con poder valorar realmente si esto lo quiero o no, si es un deseo o una compulsión, con pensárselo dos veces… qué pasa con el contacto que nos hace falta para todo eso?

Porque entrelineas, no estoy hablando de comprar.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUEDES CONTACTARME DESDE AQUÍ MISMO

12 + 11 =

×