Tiempo para ver como era esto de la cuarentena, como era para cada uno quedarse en su casa. Tanto las personas que estáis con la «sole» 24/7, como aquellas que la añoramos en algunos momentos…

Desde el principio energía desbordante, desde el principio ideas, cosas que hacer, rutinas, propuestas. ¡No vaya a ser que nos aburramos! No vaya a ser que nos topemos con algo… con nosotros y nosotras.

Me pregunto si esto no ha sido una huida hacia delante de las nuestras. Energía y buen rollo para tapar el miedo, la rabia, la tristeza… lo de siempre. Me alegro de la creatividad, del buen rollo, del optimismo y de la energía. Cuando llega por si sola ante la necesidad. Cuando aparece como parte de un proceso. Cuando se puede sostener e integrar.

Por el momento, yo me siento impotente, asustada por momentos, aunque no es mi emoción principal. Lo que más siento es tristeza… También tengo momentos de diversión, de tranquilidad, de disfrute. Y me aburro, me canso, me enfado.

En fin, como diría una gran amiga mía, sobre la marcha…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PUEDES CONTACTARME DESDE AQUÍ MISMO

4 + 10 =

×